Si se detecta a tiempo el ictus, se puede reducir el daño

DeTodoCorazón.mx.- El término ictus hace referencia a cualquier trastorno de la circulación cerebral, generalmente de comienzo brusco, que puede ser consecuencia de la interrupción de flujo sanguíneo a una parte del cerebro o de la rotura de una arteria o vena cerebral.

De acuerdo con la Organización Mundial del Ictus (OMI), una de cada seis personas tendrá un ictus en algún momento de su vida. En México, alrededor de 150 mil personas al año lo padecen, y es de las principales causas de muerte y discapacidad en los adultos.

El doctor Juan Manuel Calleja, neurólogo vascular del Centro Médico ABC, mencionó que este padecimiento se da con mayor frecuencia en adultos mayores de más de 60 años y que uno de cada seis hombres y una de cada cuatro mujeres, sobre todo, después de la menopausia, pueden presentarlo. No obstante, lo malos hábitos, como el estilo de vida sedentario, la obesidad, el tabaquismo y la falta de actividad física, han ocasionado que haya pacientes de 40 años o menores que lo presenten.

Además de esto, las personas que tienen factores de riesgo para aterosclerosis (acumulación de grasas en las arterias) son candidatos a presentar un ictus. Muchos de estos factores sin duda pueden ser modificables con un cambio en el estilo de vida.

El también líder de Programa Ictus en el Centro Médico ABC, explica que la enfermedad puede ser de tipo isquémico, es decir, cuando se presenta la oclusión o bloqueo de una arteria cerebral produciendo daño neuronal; se le conoce también como infarto cerebral. Por otro lado, el ictus hemorrágico es provocado por la ruptura de un vaso sanguíneo que ocasiona una hemorragia dentro del cerebro. En ambos casos, sus secuelas pueden ser permanentes si no se trata rápido.

La forma más común de ictus es en el que se tapa una arteria del cerebro, las manifestaciones se presentan de forma súbita con parálisis de la cara y de la pierna o brazo de un lado del cuerpo, alteración para hablar o comprender el lenguaje, la persona también puede presentar visión doble, dolor de cabeza y mareo muy intenso”, agregó el especialista.

Te puede interesar:

La recomendación más importante es detectar a tiempo los signos y síntomas y acudir a recibir atención médica inmediata, ya que se puede tratar con medicamentos que destapan las arterias y revierten el flujo sanguíneo al cerebro, con lo cual se disminuye el daño.

Algunos de los signos de un ictus isquémico o infarto cerebral son: Debilidad facial, Afloja el brazo o la pierna y La alteración del lenguaje, si se presentan, es necesario Entra en contacto, llamar a una ambulancia e ir al hospital. La nomenclatura DALE es utilizada para reconocer fácilmente estos síntomas. En el ictus hemorrágico o derrame, el paciente manifiesta un dolor de cabeza muy intenso de forma súbita.

El Centro Médico ABC es el único hospital en México certificado internacionalmente para la atención de enfermedades cerebrovasculares (ictus), certificación otorgada por la Joint Commission International

El especialista afirma que de no atender a tiempo estos signos y síntomas, el daño o secuelas son permanentes, en algunos pacientes la discapacidad es muy grave. Entre las recomendaciones que menciona para prevenirlo, se encuentran: evitar fumar, procurar una detección y buen control de colesterol, diabetes, presión alta, etc. Tener actividad física, llevar una dieta sana y balanceada ya que con esto se puede disminuir hasta un 80% los problemas de ictus.

De acuerdo con Alejandra Covarrubias Herrera, neurolingüista y neuropsicóloga en el Centro Médico ABC, “desde hace 14 años se formó el Grupo de Apoyo para pacientes y familiares de Ictus, para ofrecer acompañamiento y rehabilitación cognitiva y de lenguaje.

RGP

Para saber más:

Acerca Redacción DeTodoCorazon.mx

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Destacadas médicas del IMSS reciben nombramiento honorario en la Sociedad Mexicana de Cardiología

La Sociedad Mexicana de Cardiología A.C., reconoció la trayectoria de las doctoras del Instituto Mexicano …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *