190 Aniversario de la Creación de la Facultad de Medicina de la BUAP

LaSalud.mx.- Nos permitimos compartir en forma de adelanto a su edición impresa y de forma especial para los lectores de LaSalud.mx la presentación del libro digital conmemorativo a los 190 años de la fundación de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

190 Aniversario de la Creación de la Facultad de Medicina de la BUAP

  • Indiana Dorisela Torres Escobar
  • José Gaspar Rodolfo Cortés Riveroll
  • Minou Del Carmen Arévalo Ramírez
  • Ma. del Lurdez Consuelo Martínez Montaño
  • Salvador Rosales y De Gante

Agradecemos a sus autores y muy especialmente a la Doctora Indiana Torres Escobar, Directora de la Facultad de Medicina el distinguirnos con la presentación a nuestros lectores de esta obra que sin lugar a dudas ya es un material de consulta para todos aquellos interesados en la historia del estudio de la medicina y ciencias de la salud, no solo del estado de Puebla, sino de México y de Latinoamérica.

Muchas gracias a su Rector José Alfonso Esparza Ortiz de la renombrada y noble institución académica BUAP .

Aquí podrá usted consultar de forma íntegra la presente obra: 190 Aniversario de la creación de la Facultad de Medicina de la BUAP.

https://mederi.buap.mx/portal/public/190_aniversario/#p=1

INTRODUCCIÓN

Los ensayos que se reproducen a continuación tienen el objetivo de mostrar el largo proceso en que se ha ido estructurando y desarrollando el estudio de la ciencia médica en el estado, y consiguientemente el establecimiento de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Los estudios muestran cómo el desarrollo de la medicina se ha ligado a los avatares políticos en las distintas etapas de la historia nacional pudiéndose establecer en su evolución las bases de una enseñanza sólida de primer orden.

El largo, pero sostenido proceso de formalizar una escuela de medicina se inició con la emancipación estatal de las instituciones establecidas en la Ciudad de México que perduraron después de la Independencia. La institución referida por excelencia fue el Real Tribunal del Protomedicato que regía los lineamientos de formación y ejercicio de la medicina de forma centralizada.

Las iniciativas poblanas que provenían del siglo XVIII fueron la Academia de Anatomía y la Academia de Medicina, Anatomía y Farmacia, ambas bajo la égida del monacal Hospital de San Pedro. De ese establecimiento, ya para 1804, egresaban los primeros cirujanos. Durante esa etapa previa a la consolidación de un Estado republicano, en la historia de la medicina tuvo predominancia la escuela española que seguía las normas dictadas desde la Universidad de Salamanca, bajo la disposición de autoridades civiles y eclesiásticas. Al igual que las reformas liberales de Cádiz de 18 10, el estudio de la medicina se vio influido por la escuela francesa, que desde inicios del siglo XIX vio la necesidad de reunir en un solo estudio, las carreras de medicina, cirugía y botánica, para formar facultativos médicos-cirujanos.

La etapa que prosigue con la formación de la República con las nuevas leyes, y el debate en general en torno a la enseñanza y la administración de la salud, correspondió a una nueva visión de la sociedad, producto del empeño postcolonial de incorporar otras propuestas médicas, influidas cada vez más por el pensamiento liberal.

Diez años después de la declaración de Independencia, la fecha que nos concierne se fija en el año de 1831. El seis de junio de ese año, el Congreso del Estado Libre y Soberano de Puebla, decretó una ley dirigida a reglamentar el ejercicio y la enseñanza de calidad de las ciencias médicas. Esa legislación, consecuencia del fin del Protomedicato, dio paso a la formación de La Dirección de Sanidad con potestad en todo el Estado de Puebla. De acuerdo con la Ley de 1831, la Dirección de Sanidad promulgó un Reglamento para el Ejercicio y Estudio de las Ciencias Médicas, aprobado el 28 de mayo de 1832.

El Reglamento de 1832 tuvo como resultado un Plan de Enseñanza para las Cátedras de Medicina y Cirugía. A partir de 1834 se iniciaron oficialmente, en el Establecimiento de Ciencias Médicas, las cátedras para formar Médicos Cirujanos en el seno del Hospital de San Pedro y en las instalaciones del Colegio del Estado, formados en las dos disciplinas que tanto tiempo habían estado separadas, la medicina y la cirugía.

Fue así que el 6 de enero de 1834 se iniciaron por primera vez, las clases para la formación de médicos quirúrgicos en la ciudad de Puebla, con el Plan de Estudios que hacía poco, la Dirección de Sanidad había aprobado. El 30 de junio de 1842, el gobierno del departamento de segundo Reglamento para el estudio y ejercicio de Puebla, decretó las ciencias médicas. De esa cuenta el Establecimiento de Ciencias Médicas duró veinticinco años, hasta su clausura en 1855. La enseñanza segunda mitad de ese siglo por dos acontecimientos que llevaron a la clausura temporal de la medicina se vio alterada en Puebla durante las instituciones de enseñanza. El primero fue la necesidad de homologar pensums a nivel nacional en 1855, orientación dictada desde la ciudad capital por considerar vacíos en los contenidos académicos, divergencias en los métodos para diagnosticar y las terapias a seguir.

Pese a las continuas modificaciones en los planes de estudio que pretendían avanzar en la enseñanza no fue posible evitar la clausura de la Escuela de Medicina por un decreto presidencial dictado por el general Santa Anna. Los asesores del presidente exigieron el cumplimiento por parte de las escuelas de medicina del país de los requisitos que demandaba la Escuela de la capital, con el fin de uniformar la enseñanza en todo el país. No obstante, el gobernador del estado de Puebla, Francisco Ibarra, restableció su funcionamiento el 5 de octubre de 1855 en espera de un reglamento nuevo.

A partir del nuevo Reglamento de 1856, aparece un nuevo Colegio de Medicina, con un Director, una Junta Directiva, un presupuesto y con autonomía.

Por órdenes de la administración imperial de Maximiliano de Austria, “ante la firmeza liberal de catedráticos que debían lealtad al emperador”, la Escuela de Medicina fue clausurada en 1864.

En 1891, la Escuela de Medicina quedó incorporada de manera definitiva al Colegio del Estado creándose las condiciones políticas más estables en la última década del siglo XIX y la primera del XX, condiciones que permitieron a la enseñanza médica desarrollara una organización y

programas de estudio en donde quedaba de manifiesto la influencia del positivismo europeo.

A partir de 1917 el recién construido Hospital Jesús Carranza recibió a los estudiantes para las clases prácticas fortaleciéndose años después con la construcción de un anfiteatro y de laboratorios.

El incremento en el número de estudiantes de medicina que se produjo al inicio de los años sesenta motivó la construcción de un nuevo edificio, inaugurado en 1965 al tiempo que la Facultad se sumaba a Federación Panamericana de Facultades y Escuelas de Medicina. Este fue de los primeros organismos regulatorios, a los que posteriormente se sumaron otros nacionales e internacionales que desde entonces presentan recomendaciones para mejorar la formación médica. En todos ellos nuestra Facultad ha tenido participación permanente sometiéndose, de forma exitosa, en el año 2000, al proceso de acreditación dado por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica (COMAEM). Salvo un proceso de auscultación, desde entonces la Facultad ha sido reconocida por los organismos reguladores.

Dentro del proceso de modernización en 1995, la Escuela pasó a ser Facultad de Medicina al incorporar dentro de sus programas de estudio a la Maestría en Ciencias Médicas. En 1998 le siguió la creación de la Maestría en Administración y Servicios de Salud y la incorporación de la Licenciatura de Biomedicina.

El Siglo XXI ha fortalecido el quehacer y la proyección de la Facultad incorporando las licenciaturas de Nutrición Clínica, Fi-

sioterapia y la carrera de Profesional Asociado en Imagenología, así como la Licenciatura en Ciencia Forense Profesional Asocia- do en Urgencias Médicas.

En la formación médica actual se incluyen 20 especialidades, además del Programa de Profesionalización de Especialidad de la Secretaría de Salud.

El virus SARS-CoV-2 hizo que desde 2020 se precipitara la educación virtual. El uso de la tecnología ha permitido en los últimos meses continuar con la enseñanza en las distintas academias en plena pandemia de COVID-19. De las fructíferas discusiones alcanzadas en las clases presenciales hemos fortalecido, a través del uso de distintas plataformas electrónicas, la participación de docentes y estudiantes sin ponerse en riesgo, pero tratando en todo momento que prevalezca la dimensión humana, pilar fundamental de nuestra disciplina.

Las prácticas clínicas han tenido un reto al desarrollarse a través de simuladores que, si bien no sustituyen la interacción humana, permiten avanzar en el conocimiento de técnicas y procesos fundamentales en el desarrollo de competencias necesarias.

A ciento noventa años podemos afirmar, a través de esta obra, que la Facultad de Medicina de la BUAP es un baluarte en la formación de profesionales de la salud para la sociedad a la que nos debemos.

Dra. Indiana Torres Escobar, Directora BUAP

Este y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes, entrevistas y colaboraciones especiales con algunos de los más connotados especialistas, los podrás encontrar en nuestra Edición Especial Multimedia de LaSalud.mx la cuál puede consultar en el siguiente link https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/lasalud.mx_junio_julio_2021

Acerca Redacción DeTodoCorazon.mx

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Buscan prevenir enfermedades cardiovasculares

Al año, 17.3 millones de personas mueren por esta causa, el 80% de esas muertes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *