Vacuna anticovid reduce riesgo de enfermedad grave y fallecimiento en embarazadas

La evidencia científica muestra que la aplicación de la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 a mujeres embarazadas evita la muerte y no incrementa el riesgo de sufrir abortos espontáneos, malformaciones congénitas ni muerte fetal, aseguró el jefe del Departamento de Infectología Pediátrica del Hospital General de Tijuana, Baja California, Enrique Chacón Cruz.

Al participar en la conferencia de prensa sobre la actualización de la pandemia por COVID-19, el especialista en Infectología y vacunación afirmó que conforme avanza la emergencia sanitaria en el mundo, se identificó que las mujeres embarazadas son uno de los sectores de mayor riesgo ante la enfermedad. Por ello, la recomendación fue que las mayores de 18 años deben vacunarse.

Una gestante tiene tres veces más riesgo de ser hospitalizada y, en caso de requerir cuidados intensivos, tiene 20 veces más probabilidad de comprometer su vida, sobre todo si vive con comorbilidades como diabetes, obesidad o hipertensión.

El experto aclaró que los ensayos clínicos de las vacunas en desarrollo no incluyeron embarazadas durante el desarrollo de las vacunas, pero las pruebas realizadas en la etapa preclínica mostraron que los biológicos no causan daño a este sector poblacional.

Presentó los resultados de un estudio publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta, Estados Unidos que muestra que las mujeres embarazadas vacunadas contra COVID-19 no presentaron mayor riesgo de aborto, parto prematuro, malformaciones congénitas ni muerte del producto, con respecto a los estándares anteriores a la pandemia.

“Esto es muy halagüeño y el impacto de vacunar a las embarazadas es bueno”. El beneficio-riesgo justifica su vacunación, pero se le debe proveer toda la información para que vaya a un centro hospitalario a revisión en caso de alguna reacción, dijo Chacón Cruz.

Igualmente, destacó la importancia de que el sector Salud y el personal médico dé seguimiento a cada mujer que haya recibido la vacuna, es decir, la farmacovigilancia.

Sobre este tema, la directora de Investigación Operativa Epidemiológica, Ana Lucía de la Garza Barroso, detalló que la Dirección General de Epidemiología cuenta con un sistema que monitorea de manera específica los efectos que pueden ser atribuibles a la vacunación e inmunización, que incluye a mujeres embarazadas y hasta el momento no se ha presentado algún caso en particular del cual se tenga conocimiento.

El especialista del Hospital General de Tijuana aseguró que también es recomendable la vacunación de mujeres que están lactando, aunque no hay información suficiente sobre COVID-19, pero el perfil científico de las vacunas que no son de virus atenuados demuestra que, si no afectan a una embarazada, menos a quien está lactando. Por lo tanto, la OMS sugiere inmunizar a las mujeres que amamantan, ya que además de todos los beneficios de esta práctica, la madre transmite anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 a la o el bebé.

Al respecto, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, destacó la importancia de que la mujer embarazada acuda a su cita médica antes de recibir la vacuna y aclaró que es innecesario firmar una carta de consentimiento informado previo a ser inmunizada, por recomendación del grupo de expertos.

Confirmó el inicio del prerregistro de vacunación para personas de 40 a 49 años, quienes serán inmunizadas a partir de la primera semana de junio. Detalló la estrategia de vacunación para este sector poblacional de acuerdo con la proveeduría y las características, ya que está mayormente concentrada en áreas urbanas y con más posibilidad de movilidad.

Para esta fase, la prioridad son los municipios que han reportado los mayores índices de mortalidad y entidades con riesgo de incremento de contagios, algunos con gran actividad turística, como Quintana Roo y Baja California Sur, además de las grandes ciudades.

Otra de las innovaciones del plan para personas de 40 a 49 años es la apertura de macro y megacentros con capacidad para instalar hasta 50 células donde se pueden aplicar desde ocho mil hasta 15 mil dosis diarias.

La meta es inmunizar a 70 por ciento de las 16.2 millones de personas que se encuentran en ese rango de edad, es decir, 11 millones 449 mil 482. Este sector tiene mayor capacidad de movilidad y es parte importante de la actividad productiva.

Durante la próxima semana se aplicarán segundas dosis a personas adultas mayores de 228 municipios en 16 estados para que alrededor del 5 de junio quienes se encuentran en este sector de la población cuenten con su esquema completo.

También serán aplicadas las primeras dosis a personas de 50 a 59 años en los mil 95 municipios de 30 estados que están pendientes y concluirá la inmunización en personal del sector educativo, ya que está por alcanzarse la cobertura en los estados que estaban pendientes, como son Puebla y Chihuahua.

El funcionario invitó a las personas de este grupo etario que se registren en la plataforma mivacuna.salud.gob.mx, y reiteró en que el número de folio del registro no implica orden de aplicación de la vacuna. Hasta este día cerca de 2.5 millones de personas han hecho su preregistro.

Han sido suministradas 29 millones 239 mil 997 dosis a 20 millones 721 mil 248 personas, que representan avance de 23 por ciento en la población mayor de 18 años. De éstas, 59 por ciento, es decir, 12 millones 204 mil 779 personas, completó su esquema, mientras que 41 por ciento, equivalente a ocho millones 516 mil 469 personas, lo inició.

También informó que, desde el 11 de mayo pasado hasta hoy, un total de 107 mil 166 mujeres embarazadas a partir de la novena semana de gestación, mayores de 18 años, han recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19.

Sobre el informe técnico, la directora de Investigación Operativa Epidemiológica, Ana Lucía de la Garza Barroso, mencionó que este viernes la actividad epidémica se mantiene a la baja con menos cuatro por ciento respecto a la semana anterior. Solo el 0.7 por ciento de los casos estimados a nivel nacional mantiene activa la transmisión del virus SARS-CoV-2, que representa a 19 mil 425 personas enfermas.

En el país continúa la reducción de 87 por ciento en la ocupación hospitalaria respecto al pico máximo de la epidemia; la disponibilidad de camas generales y con ventilador mecánico es de 87 por ciento y 86 por ciento, respectivamente, es decir, se mantiene sin cambios.

Dijo que Quintana Roo experimenta incremento de casos, por lo que hizo un llamado a continuar aplicando las medidas preventivas de sana distancia, uso correcto de cubrebocas, etiqueta respiratoria y lavado frecuente de manos, “no confiarnos y no bajar la guardia”.

También expuso el panorama de la pandemia de COVID-19 en las seis regiones que la Organización Mundial de la Salud divide al planeta. América ocupa el primer lugar en casos confirmados acumulados, seguida de Europa, Asia Sudoriental, Mediterráneo oriental, África y pacífico occidental.

De acuerdo con Our World in Data, que divide al continente americano en América del norte y América del sur, en esta última continúa el incremento de la pandemia, sobre todo en Argentina. No obstante, las defunciones descendieron en el último mes.

Te puede interesar:

Vacunación de personas de entre 40 y 49 años inicia la primera semana de junio

Reapertura de escuelas continúa conforme a los planes y protocolos de las autoridades educativas

Acerca Redacción DeTodoCorazon.mx

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Conecta corazones para prevenir enfermedades cardiovasculares

La crisis de COVID-19 ha expuesto la necesidad urgente de encontrar formas diferentes e innovadoras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *