#PonAltoAlMelanoma

Oncologia.mx.– El melanoma es un tipo de cáncer de piel poco común, pero es uno de los más peligrosos debido a que tiene mayores probabilidades de propagarse a otras partes del cuerpo si no se detecta y trata a tiempo.

A nivel nacional durante el 2020 se registraron 2 mil 390 nuevos casos de melanoma y mil 538 defunciones por este tipo de cáncer. La exposición a la radiación ultravioleta del sol está más estrechamente asociada con la aparición del melanoma, sin embargo existen otros factores de riesgo que pueden incrementar el riesgo de desarrollarlo, como tener color de piel claro, historial de quemaduras solares, tener más de 50 lunares comunes, antecedentes familiares de melanoma y un sistema inmunológico debilitado. 

El Dr. Antonio Nateras, Director médico asociado de Oncología en MSD, menciona que “el melanoma de piel puede desarrollarse en cualquier zona del cuerpo, se presenta en áreas que han estado expuestas al sol, como la espalda, las piernas, los brazos y la cara, y también puede presentarse en otras áreas como palmas de las manos, plantas de los pies y debajo de las uñas”
 
Este tipo de cáncer de piel es aproximadamente 20 veces más común en personas con tono de piel claro y es uno de los cánceres más diagnosticados en adultos jóvenes, particularmente en mujeres. La edad promedio de diagnóstico del melanoma es de 65 años.
 
Los melanomas también pueden desarrollarse en áreas del cuerpo que tienen poca o ninguna exposición al sol, a este tipo de melanomas suelen denominarse melanomas ocultos porque aparecen en lugares que la mayoría de las personas no revisa con regularidad como debajo de una uñaen las palmas de las manos o en las plantas de los pies, en la boca, tracto digestivo, tracto urinariogenitales y en el ojo.
 
Los cambios en el tamaño, la forma, el color o el tacto de un lunar son a menudo los primeros signos de advertencia del melanoma. Estos cambios pueden ocurrir en un lunar existente, o el melanoma puede aparecer como un lunar nuevo. La regla “ABCDE” es útil para recordar las señales de advertencia: Asimetría: La forma de la mitad del lunar no coincide con la de la otra. Bordes: Son irregulares, con muescas, desiguales o difusos. Color: Pueden estar presentes tonos de negro, marrón y bronceado. También se pueden ver áreas de color blanco, gris, rojo o azul. Diámetro: El diámetro suele ser superior a 6 milímetros (mm) o ha aumentado de tamaño.  Evolución: El lunar ha ido cambiando de tamaño, forma, color o apariencia, o está creciendo en un área de piel previamente normal. Según la etapa en la que se encuentre el melanoma y otros factores, las opciones de tratamiento podrían incluir: cirugía, inmunoterapia oncológica, medicamentos de terapia dirigida, quimioterapia y radioterapia.
 
Para evitar la aparición del melanoma se pueden tomar una serie de medidas que ayudan a reducir el riesgo de manifestarlo, por ejemplo: usar protector solar durante todo el año, ropa que proteja brazos y piernas, evitar lámparas y camas de bronceado y examinar la piel con frecuencia en busca de nuevos crecimientos de piel o cambios en lunares.
 
En el marco del Mes de Concientización del Cáncer de Piel y Melanoma, MSD se une a esta conmemoración a través de la campaña #PonAltoAlMelanoma, difundiendo una serie de materiales informativos con el objetivo de incrementar el conocimiento sobre este tipo de cáncer de piel, fomentando su detección oportuna y prevención. 
 

Te puede interesar:

Prevenir el cáncer cervicouterino, clave para fortalecer la salud de las mujeres

Se lleva a cabo la tercera edición del Novo Nordisk Leaders Summit

Acerca Redacción DeTodoCorazon.mx

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Especialistas del IMSS atienden primer caso de embarazo y cáncer múltiple

Oncologia.mx.– A 57 años del inicio de sus actividades la Unidad Médica de Alta Especialidad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *